La gran mayoría de los enfermeros de Esclerosis Múltiple tienen reducida su movilidad, oscilando desde aquellos que presentan una disminución de la resistencia en una marcha normal, hasta los que presentan una disminución  de la resistencia en una marcha normal, hasta los que presentan una dependencia completa para la movilidad y permanecen en la cama. La debilidad, la espasticidad, la ataxia, el escaso control del equilibrio, el vértigo, la fatiga la pérdida de sensibilidad o la deficiencia en la marcha, pueden afectar a la movilidad. Estos problemas aumentan en frecuencia y severidad con la edad y la duración de la enfermedad. El entrenamiento de la marcha y las ayudas técnicas ligeras pueden mejorar la seguridad, disminuir el gasto energético, aumentar la resistencia, la eficiencia, el control y la velocidad de la movilidad.

 

Los objetivos de este programa son:

  • Reeducar y mantener el mayor control voluntario posible.
  • Reeducar y mantener los mecanismos posturales normales.
  • Mantener la amplitud completa del movimiento.Incorporar técnicas relacionadas con las actividades de la vida diaria.
  • Aconsejar acerca de la utiñización de la energía.
  • Evitar el uso de movimientos anormales.
  • Inhibir cualquier tono anormal.
  • Estimular toda la experiencia de movimiento normal a lo largo del curso de la enfermedad.

Es importante que los afectados se empiecen a tratar lo antes posible, cuando todavía conservan la sensación de movimiento normal. Con los ejercicios no se llega nunca a la fatiga, se hacen pocas repeticiones y los descansos necesarios para cada uno. Al mismo tiempo se intenta trabajar la memoria, haciendo ejercicios encadenados, o series de ejercicios. Durante la realización de los ejercicios, no sólo se han trabajado las capacidades motrices, sino que también se intenta crear un ambiente alegre y favorecer la comunicación y relación entre los asistentes. También, se ofrece enseñanza a los familiares para realizar los ejercicios y cuidados del enfermo en el domicilio (cambios posturales, movilizaciones técnicas para transferencias del enfermo).

Además se atienden otras patologías neurodegenerativas y crónicas cuando los interesados solicitan nuestra colaboración pues necesitan tratamiento rehabilitador continuado ya que éste no está cubierto por el servicio sanitario público.

En este servicio se realizan los tratamientos de fisioterapia especificos para paliar las deficiencias y reducir las diacapacidades  en el orden motor, facilitando la funcionalidad de las estructuras afectadas, evaluando y programando la atención de forma individualizada, con especificación de los objetivos de tratamiento para cada paciente.

La duración del tratamiento oscila entre treinta minutos y una hora, dependiendo del grado de afectación del paciente y sus necesidades. la asistencia al centro puede ser diariamente o en días alternos, según la valoración conjunta de los fisioterapeutas y el médico rehabilitador.